Cómo es Tener el Ascendente en Leo

Importancia del Ascendente

Así como el signo zodiacal tiene una gran influencia en nuestra vida, el ascendente no se queda atrás y marca la personalidad y cómo nos relacionamos con los demás. Por ende, el signo ascendente es la carta de presentación que tenemos ante el mundo, la forma en que los demás nos ven y la opinión que en base a ello se hacen de nosotros. Es por ello que cuando tenemos un ascendente antagonista u opuesto, ello varía indefectiblemente nuestra forma de ser, llegando a plantear ciertas contradicciones que, si sabemos manejarlas, podemos usar a nuestro favor.

Ascendente en Leo

Tener el ascendente de tu horóscopo en Leo es sinónimo de fortaleza, ímpetu y presencia. No pasarás desapercibido en lugar alguno al que te dirijas y tu compañía será requerida por personas de ambos sexos por igual, ya que tu carisma te hará alguien necesario, por no decir imprescindible, en la vida de los demás.

ascendente en leo

Te gustan los lujos y no te restringes en lo más mínimo para rodearte de ellos, corriendo el riesgo de vivir una vida que está más allá de tu estatus económico.

Desbordas entusiasmo y vitalidad, pero no aceptas que te contradigan ni que opinen diferente a ti. Tiendes a ser una persona intolerante y autoritaria.

Buscas llamar la atención, pero con estilo. Es por ello que cuando los signos de más bajo perfil, tales como Tauro, Virgo, Piscis, Cáncer o Capricornio tienen ascendente en Leo, se genera una dualidad muy interesante, puesto que le agregan un condimento especial a su forma de ser. De modo que veremos a un maternal Cáncer que sabe muy bien cómo salir a divertirse y captar la atención de todos a su alrededor cuando le toca el turno a la niñera de quedarse con sus hijos.

Ascendente en Leo en el Amor y el Trabajo

Amor: son nativos muy dados a su pareja, la colman de atenciones y también son muy posesivos, quieren su atención sólo para ellos. Necesitan de alguien muy cálido a su lado y que sepa comportarse de forma romántica sin que ello signifique ser en exceso meloso. El amor ocupa un lugar muy importante en su vida y nunca logran olvidar del todo a aquellas personas con las que compartieron la gloriosa dicha de amar.

Trabajo: son muy autoexigentes, no se permiten fallar, mucho menos por negligencia. Por lo tanto, siempre los veremos enfocarse en sus objetivos y rara vez fallarán en conseguirlos. Un aspecto muy positivo, además de toda esta determinación, es que nunca pierden el sentido del humor, sino que son ese colega que hace que nuestra jornada laboral sea más divertida y que “casarse” con la empresa se convierta en una elección personal más que una obligación.

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados