Cómo puede cambiar tu vida con un viaje astral

Todos hemos sentido hablar de los viajes astrales y si estás aquí, es porque la idea te atrae. Hacer uso de tu cuerpo astral para explorar una dimensión que no se despliega a simple vista es algo fascinante. Pero además de resultar una experiencia gratificante, es posible cambiar tu vida para siempre a raíz de un viaje astral. ¿Quieres saber en qué sentido? Te lo contamos todo a continuación.

Las formas en que un viaje astral puede cambiar tu vida

  • Consciencia de otra dimensión: saber que hay otra realidad nos da la reconfortante sensación de no estar solos. Si pensamos en el tamaño del universo, es terrible la desolación que podemos llegar a sentir si creemos que todo ese espacio es para nosotros únicamente. Sin embargo, un viaje astral nos mostrará esa dimensión a la que siempre hemos querido llegar y que está más poblada que la Tierra misma.

 

  • Pérdida del miedo a la muerte: cuando accedemos de forma vivencial a una realidad que está más allá de los sentidos, le perderemos el miedo a la muerte. A partir de la experiencia de un viaje astral, contaremos con la seguridad de que hay trascendencia después de la muerte. No importa si estamos hablando del alma o de nuestra consciencia, lo que nos tiene que dar paz es el hecho de que nada se termina cuando dejamos de respirar.

 

  • Concentración: para llevar a cabo un viaje astral es necesario llegar a un grado de concentración superior. Lo mejor de esto es que una vez que alcanzamos dicho nivel, ya podemos empezar a usarlo para actividades de la vida cotidiana, tales como estudiar, trabajar de forma más eficiente y en muchos otros aspectos. La concentración se hará parte de nosotros y nuestra vida mejorará.

 

  • Meditación: una buena concentración es el primer paso para una meditación efectiva. Pronto necesitarás meditar para llevar a tu conciencia a un grado espiritual cada vez superior.

 

  • Espiritualidad: la espiritualidad cobra protagonismo porque nos damos cuenta de que somos más que un cuerpo. Tu vida material le cede el paso a la espiritual y lo que realmente importa está aún por descubrirse.

 

  • Conexión con entidades del más allá: si hacemos un viaje astral de larga duración y, más aún, si nos convertimos en expertos en esta disciplina espiritual, entonces lograremos comunicarnos con los que ya no están. En el plano astral es posible hacer contacto con el espíritu de las personas que han fallecido, incluso con el de aquellas que fueron parte de nuestra vida cuando estaban en este plano.

 

  • Vivir aquí, pero sabiendo que hay un “allá”: el desdoblamiento que propone el viaje astral no se queda durante los minutos en los que lo practicamos, sino se genera en nosotros un desdoblamiento que nos permite vivir el aquí y el ahora, pero proyectándonos para ser parte de la comunidad astral cuando debamos partir de este mundo.
FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados