Conoce al Signo Tauro con sus Respectivos Ascendentes

Qué Revela el Ascendente de Nuestra Personalidad

Si el signo bajo el cual hemos nacido nos dice cómo somos, el ascendente se encarga de formar esa imagen que los demás tendrán de nosotros. Es algo así como nuestra carta de presentación y resulta sumamente importante en lo que respecta a primeras impresiones. Pero su acción no termina ahí, ya que de acuerdo a este signo es que nos comportaremos cuando estamos en sociedad.

Hoy descubrirás cómo Tauro es afectado de diferentes formas de acuerdo a su ascendente. Si ya te ha pasado de conocer a un toro que no sea tan reservado ni tímido, es posible que tenga un ascendente de fuego que lo lleve a actitudes más exacerbadas y temerarias. ¿Quieres descubrirlo?

Tauro y sus Ascendentes

Aries: esta versión del toro no tendrá miedo de tomar riesgos, ni en el amor ni en lo monetario. Si bien conservará las características de su signo que lo llevan a evaluar las posibilidades antes de lanzarse al agua, una vez compruebe que el riesgo es mínimo, no pondrá reparos en intentarlo todo.

Tauro: es como tener al toro elevado a la potencia. Todo se duplica: su timidez, su cautela, su sentido de la responsabilidad y también la sensualidad que yace debajo de la máscara con la que se cubre por mero temor a mostrarse como verdaderamente es.

Géminis: esta combinación le agregará a los Tauro un elemento muy extraño en ellos: el cambio. No será de extrañar que cambien de idea de forma rápida y sin pensar demasiado.

Cáncer: este ascendente le agregará mucha emotividad al toro, quien muchas veces se manifiesta de forma fría y distante. El vínculo con su pareja y sus hijos será mucho más cercano y amoroso.

Leo: le gusta que reconozcan sus logros y que noten su presencia. Puede que le agraden los festejos un poco más que a los Tauro convencionales. En el amor son sumamente apasionados e innovadores.

Virgo: este Tauro trabaja sin descanso. Sus obligaciones son la prioridad en su vida y no toleran a las personas que no dan todo de sí mismas para sacar adelante a sus familias.

Libra: son diferentes pero los rige el mismo planeta: Venus. En este caso tendremos a un Tauro idealista, el cual se permitirá salirse un poco de la realidad para entregarse a la fantasía y placeres de la vida.

Escorpio: las emociones de este nativo serán tan intensas que muchas veces no sabrá cómo manejarlas y se irá al extremo de la total pasión, por un lado, y de la venganza por el otro. Su posesividad será realmente excesiva y le costará generar un vínculo de pareja sano si es que no cambia en ese aspecto. Un factor muy positivo es que logrará todo lo que se proponga a nivel laboral y de estudios; sencillamente una mente brillante.

Sagitario: este representante del zodiaco estará en la disyuntiva entre cumplir con sus obligaciones y disfrutar de la vida. Si logra auto-regularse, podrá ir de un lado a otro como un suave péndulo que está equilibrado y mantiene un ritmo parejo y coordinado.

Capricornio: vivirá para el trabajo y la familia dando lo mejor de sí para que a nadie le falte nada. Tiene toda la capacidad para escalar hasta la cima, pero prefiere mantenerse en el anonimato.

Acuario: sin dejar su esencia de persona centrada, responsable y cumplidora, este taurino mostrará una cierta tendencia a transgredir alguna que otra norma. Será también algo excéntrico y su imagen irá un poco más allá de lo convencional.

Piscis: el romanticismo le ganará definitivamente la partida a este nativo que luchará por conservar su parte racional intacta, pero que las emociones harán lo suyo para convertirlo en un ser sensible y vulnerable.

 

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados