La Leyenda de la Dama de Blanco

 

El mundo entero ha sido testigo de La Leyenda de la Dama de Blanco, un fantasma en forma de mujer que suele aparecerse en diferentes escenarios y que porta un mensaje que no debemos desestimar. A pesar de que se encuentra en determinadas regiones específicas, esta dama que viene del más allá no puede ser vista por todas las personas, ya que ella parece elegir quienes serán testigos de su sufrimiento. ¿Quieres saber qué te ocurrirá si la ves? Entonces descúbrelo en las siguientes líneas.

Leer más…

Avistamientos de la Dama de Blanco

Tanto en Estados Unidos, Brasil, Gran Bretaña, países nórdicos y Europa central, una dama vestida de blanco, cuyos cabellos blancos  caen sobre sus hombros de forma arbitraria y cuya piel blanca, casi transparente, es capaz de helarle los huesos hasta a la más valiente y recia de las criaturas, es avistada de forma tan frecuente que resulta alarmante. Sus apariciones son más de las que las personas reportan, ya que el miedo a lo que les pueda suceder, el temor a recibir burlas al respecto, o incluso el dudar de su propia salud mental, los lleva a callarse y guardar un secreto que les puede cambiar la vida.

Los escenarios elegidos por este emblemático espíritu van desde las carreteras hasta las orillas de lagos o ríos, pasando también por frondosos bosques. ¿Por qué es que los sitios son tan diferentes entre sí? Porque no se trataría de la misma mujer en todos esos lugares, sino que la Dama de Blanco es la forma en que elige quedarse entre los vivos una mujer que fue asesinada o cometió suicidio. Por lo tanto, si la mujer falleció ahogada en Irlanda, aparecerá cerca de ese río en el que perdió la vida.

El Por Qué de sus Apariciones

En primer lugar, un espíritu es la parte del Ser Humano que se desprende del cuerpo cuando la persona muere. Dicho espíritu, sigue un determinado curso, el cual es detallado por las diferentes religiones o creencias, pero sea cual fuera la explicación, nunca queda en la tierra entre los mortales, excepto que por alguna razón, el espíritu no se de cuenta de que su cuerpo falleció o que no desee partir por encontrarse demasiado arraigado a sus pasiones terrenales.

Por lo tanto, la Dama de Blanco es un espíritu que no ha podido, o no ha querido, encontrar su senda y está entre nosotros. Sin embargo, ella elige a quien se le aparecerá, puesto que sabe quienes tienen la mente más abierta a recibirla y, por ende, ser testigos de su eterno vagar por este mundo. Como recompensa por verla y comprender su pesar, la Dama de Blanco tiene un mensaje de amor para estas personas.

Si es un niño quien la avista, entonces será bendecido por el resto de su vida y contará con su amorosa protección durante toda su existencia. Ahora si es una persona anciana quien la ve, significa que la muerte está cerca, lo cual no deja de ser un mensaje de amor, puesto que le da tiempo de arreglar los últimos detalles para con sus seres queridos y despedirse antes de emprender este viaje inevitable que todos deberemos emprender.

 

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados