Marte en la Casa Tres

Hay que prestar mucha atención y ser muy precavido cuando hace su entrada triunfal Marte en la Casa Tres, puesto que viejos conflictos tenderán a resurgir y puede que la situación que de estos entredichos se genere ya no tenga vuelta atrás. Si siempre has tenido celos de tus hermanos menores, entonces permanece en estado de alerta cuando Marte entre en la Casa Tres, puesto que las discusiones a nivel familiar se harán cada vez más intensas y frecuentes. Es entonces que deberemos comenzar por poner nuestra mente a la cabeza de las emociones y no dejar que ninguna de estas últimas dominen al límite que nos impone la mente. En otras palabras…

cuando Marte entra en la Casa tres, las emociones, en especial las negativas, tenderán  a exacerbarse y, si no nos cuidamos mesurando nuestras reacciones, entonces el dios de la guerra alzará sus lanzas y una verdadera tempestad tendrá a cabo en nuestros hogares.

Sin embargo, si tomas las precauciones necesarias, este tránsito te dejará fuertes aprendizajes. En primera instancia, aprenderás que insultando y ofendiendo a tus hermanos, vecinos o compañeros de trabajo cuando estás enojado, no te conduce a un buen puerto. Por lo que sacarás en limpio que es mejor contar hasta diez, retirarse o quedarse callado cuando el ardor de la conversación comienza a caldear el ambiente. Por otro lado, te darás cuenta de que tus hermanos, por más que se peleen contigo, son los que siempre han estado allí para ti.

Cuidado con los Viajes Cortos

Un cuidado muy importante a tener siempre presente cuando Marte entra en la Casa Tres, es que deberemos extremar las precauciones para evitar accidentes en viajes cortos. Nos referimos como viajes cortos tanto a las escapadas de fin de semana a una ciudad vecina, como también a los traslados que llevamos a cabo a diario para ir a trabajar. Por ende, debemos estar siempre preparados para lo peor y armarnos de los elementos, tales como llevar el casco puesto en todo momento, que nos ayudarán a prevenir daños mayores en un accidente.

Colateralidad

Debemos tener presente que si entramos en conflicto con nuestro entorno, estaremos generando problemas en todos, o casi todos, los demás ámbitos de la vida. Esto implica que si me peleo con mi hermano y me dejo arrastrar por la ira y la intolerancia, dos características típicas de cuando entra Marte, me pasará lo mismo con mis padres, mis hijos y mis colegas, puesto que la vida es una cadena y lo que hacemos hoy aquí, tendrá un efecto colateral mañana allí. Por eso es que hay que andarse con mucho cuidado de no herir sensibilidades y no ser atropellado, lo demás se irá forjando en el camino.

 

 

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados