Mitos y Verdades del Tarot Telefonico

Es importante que el tema de la predicción del futuro sea abordado con seriedad, para ello debemos conocer los Mitos y Verdades del Tarot Telefonico, una modalidad en boga en nuestros tiempos, en los que necesitamos hacer las cosas de forma rápida y poder así seguir adelante con nuestra vida. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y una interpretación en forma telefónica nunca podrá sustituir a la consulta de forma personalizada. A continuación, podrás aprender qué puedes esperar y qué no de una interpretación a través del teléfono de algo tan importante como lo es tu futuro.

Verdades del Tarot Telefónico

Comencemos por la parte positiva, por aquello que sí nos puede brindar el Tarot de forma telefónica, para así poder aprovechar al máximo este servicio que se ha puesto tan de moda en nuestras sociedades.

Un Tarot de forma telefónica es capaz de brindar un panorama general acerca de la situación de la persona. Esto se debe a que el Tarot es la manifestación de la energía del consultante, a través de la interpretación del tarotista. Si bien no está directamente presente, sí es cierto que su energía puede ser recibida por el tarotista y esta se plasma en las barajas de Tarot.

Es también muy cierto que el Tarot vía telefónica puede llegar a detectar los posibles resultados de la situación que afecta al consultante, por lo que este será advertido y aconsejado acerca de los pasos a seguir.

Por último, la consulta de Tarot telefónico puede sacarnos de un apuro, ya que si hay una situación que nos está preocupando al extremo o angustiando, es mucho mejor consultarla a la distancia, que esperar a poder tener una consulta personalizada o, peor aún, nunca consultarla.

Mitos del Tarot Telefónico

Se suele creer que porque estamos ante el mismo Tarot y el mismo tarotista, la precisión en la lectura es la misma. Esto es verdaderamente un mito. Sucede que la energía de la persona se transmite mucho mejor cuánto más cerca de la otra persona se encuentre. En este caso, sería al lado del tarotista. Este último tiene la finalidad de recibir la energía del consultante e interpretar lo que el Tarot le dice. No obstante, esto no resulta tan fácil si es que la persona está a millas de distancia. Por ello es que la lectura es, definitivamente, limitada para el consultante. Aunque, como decíamos, es mejor que nada.

Si vamos a la parte práctica, existe algo muy curioso, lo cual se trata acerca del hecho de que se cree que la consulta de Tarot telefónico es más barata que la personal. Esto sí que es realmente un mito, ya que la consulta personalizada tiene un costo fijo, mientras que la telefónica, a menos que estemos comunicados directamente con el domicilio del Tarotista, tiene unas tarifas muy elevadas, las cuales están cotizadas nada menos que por minutos. Sólo basta con hacer la prueba una sola vez y verás que, en lo que a costos se refiere, terminarás prefiriendo el personal.

 

 

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados