Qué representa cada signo del zodiaco

El mensaje que esconden los signos

El zodiaco es un campo fértil para las representaciones y simbolismos; cada nativo tiene impregnado en todo su ser el mensaje que las estrellas que conforman la constelación de su signo han “inyectado” en su espíritu. Hoy conoceremos la representación de cada uno de los doce signos.

Lo que cada signo representa

  • Aries – la temeridad: ese impulso que nos lleva a probar lo nuevo y lo desconocido sin permitir que el temor interfiera para detenernos.

 

  • Tauro – la tradición: es preferible asirse a lo que se conoce y seguir los métodos usados hasta ahora. No hay que dejar que lo nuevo aparezca para erradicar aquello que nos conecta con el origen.

 

  • Géminis – el desdoblamiento: ¿por qué ser de una manera si se puede ser de dos? La contradicción flirtea con la versatilidad y nos vuelve personas dinámicas capaces de emprender varias cosas al mismo tiempo.

 

  • Cáncer – la protección: existen los desamparados y aquellos que les brindan su apoyo y protección. Cáncer pertenece al último grupo. Representan el poder que nos confieren aquellos que nos necesitan.

 

  • Leo – la magnimidad: hacer frente a lo difícil sin que ello represente una dificultad es lo que el león lleva en sus células. El placer de lograr lo que otros no pueden o que les lleva una vida de dedicación y esfuerzo, es lo que mueve a este nativo.

 

  • Virgo – el decoro: pasar desapercibido, ser discreto al hablar y al existir también y actuar bien porque es lo que corresponde y no para ganar méritos es lo que este signo representa.

 

  • Libra – la creatividad: transformar la nada en todo, el desánimo en fuerza vital y el aburrimiento en la alegría de vivir es lo que lleva el signo consigo en cada latido de su corazón.

 

  • Escorpio – la profundidad: la superficie es solo apariencia, lo que importa es lo que no se ve, aquello que yace bajo la aparente calma pero que en cualquier momento se destapa como un géiser es lo que persigue este signo.

 

  • Sagitario – la búsqueda: no nos podemos conformar con aquello que hemos logrado, sino que es preciso seguir buscando porque en cada hallazgo que hacemos, nos estamos encontrando a nosotros mismos. La vida es una búsqueda constante, porque el ella reside la transformación.

 

  • Capricornio – el sentido de la realidad: lo que se ve es lo que es; el resto no son más que quimeras que nos llevan a perder el tiempo. Es preciso concentrarse en el aquí y el ahora para proyectarse al mañana con bases sólidas.

 

  • Acuario – la libertad: nadie le debe nada a nadie. Nuestra responsabilidad es para con nosotros mismos y el primer paso para existir es saberse un ser libre y sin restricciones.

 

  • Piscis – la trascendencia: dejar una huella en el otro y en el planeta es lo que necesitamos antes de cambiar de una existencia material a una espiritual. No podemos permitirnos tener una vida que no sirva para cambiar la de los demás.
FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados