¿Cómo son los niños de Acuario?

Conocer a nuestros niños es tan importante como conocer a los adultos. Cada uno de nosotros tiene un pasado que lo respalda y lo ha formado, tanto para lo bueno como para lo malo. El zodiaco tiene mucho que ver en este aspecto y hoy te daremos a conocer las características de los niños del penúltimo signo del zodiaco occidental: Acuario.

Cuando abarcamos las características del signo acuario , también es necesario abordar la temática desde el punto de vista infantil. Nadie se transforma en el controversial aguador sin antes haber transitado por la infancia llena de peripecias que el signo le asegura a quienes influencia. Si estás a punto de tener un bebé que nacerá en febrero, leer este artículo es una obligación para ti.

Características de los niños de Acuario

Intrépidos: nada los detiene en su camino de aventuras. Le encanta explorar, meterse en cuevas, subirse a árboles e indagar en el fondo del mar. Tener un niño de Acuario nos exigirá contar con cuatro ojos y con un buen par de antenas para detectar todos sus movimientos.

Curiosos: necesitan saber qué hay más allá del horizonte. Por ello los veremos corretear por los campos y también desarmar juguetes para investigar. Los pequeños aguadores jamás se quedan con una duda; primero preguntan, después se cercioran usando sus propios sentidos.

Divertidos: resultan muy graciosos y chistosos. Les encanta hacer reír porque creen que la risa es sinónimo de unión. Es posible que se tomen asuntos serios para la risa. No hay que alarmarse por ello; no estamos ante un caso de insensibilidad. Solo necesitan encontrarle el lado bueno a las cosas para intentar solucionar el malo.

Insolentes: si los tratas con injusticia o con un exceso de autoridad, los niños de Acuario nunca reaccionarán con sumisión. Su respuesta no se hará esperar y te puedes llegar a sorprender con sus contestaciones y razonamientos. Podrás culparlos de muchas cosas, pero nunca de mentirosos. Por esa razón, si no quieres que tus verdades más ocultas salgan a la luz, cuida tus modales con un nativo de Acuario durante su infancia.

Desafiantes: los pequeños amigos de Acuario no aceptan el rigor ni la disciplina. Mucho menos aún si es que intentamos educarlos a través de amenazas y castigos. La opción más sana para que nuestro hijo no se convierta en una pesadilla, es negociar con él los límites, ya que te desafiará hasta las últimas consecuencias si intentas imponerle una norma de conducta.

Excelentes amigos: en este aspecto pueden llegar a conmoverte, ya que son capaces de quedarse con hambre, pero compartir con sus amigos el trozo de torta que tienen. Del mismo modo, se perfilarán desde sus primeros años de vida como los leales e inigualables amigos que serán en el futuro.

Compañeros: ayudan a todos sus compañeros de clases con dificultades. Las maestras los adoran porque son sus asistentes número uno a la hora de volver a explicar y ayudar a quienes no han entendido.

Desobedientes: nadie que conviva con un aguador adulto se lo podrá imaginar como un niño obediente en su pasado. Acuario es el más transgresor del zodiaco, por lo que todo nace a partir de una infancia de peligros y desafíos a la autoridad. Estos pequeños no toleran hacer lo que se les indica. Por ello, si queremos que hagan algo, tenemos dos caminos posibles. El primero es pedirles que hagan lo que les decimos por su bien, y esto deberá ir acompañado de una explicación muy lógica. En segunda instancia, si lo anterior no funcionó, probemos con la estrategia de ordenarles que hagan lo contrario; esa no falla.

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados