La carta de tarot Rueda de la Fortuna y sus interpretaciones

Identificada inmediatamente con la evolución, el cambio, la buena suerte y el éxito, la Rueda de la Fortuna es la décima carta del tarot. También expresa abundancia, felicidad y nuevas condiciones que tienden al crecimiento. Cuando aparece invertida, en tanto, nos comunica que las transformaciones y el progreso se concretarán igualmente, pero con un esfuerzo mayor. ¿Quieres conocer más detalles sobre la carta Rueda de la Fortuna?

En principio vamos a referirnos a la imagen que nos muestra la carta. Hallamos una rueda compuesta por seis radios, de la cual un conejo asciende sobre el costado derecho y un mono desciende por la izquierda. La Rueda de la Fortuna simboliza a la eternidad continua, sin comienzo ni final y emparentada directamente con la transformación.

Una manivela casi imperceptible sobre la derecha de la carta expresa que el universo es manejado por un ser supremo, que controla el destino de las personas. Asimismo, la presencia de suelo arado por debajo de la rueda nos marca que cada uno de nosotros tiene que plantar la semilla para desarrollar su propio destino.

La carta nos muestra dinamismo, indica la rapidez de los sucesos que se van generando a partir de los súbitos cambios que producen la suerte y el destino. En un plano esotérico se encuentra asociada con el signo astrológico de Virgo, el elemento tierra y la estación del otoño. El número 10 que representa indica la totalidad del cosmos.

Significados e interpretaciones concretas

Podemos relacionar a esta carta con distintos planos. Estas son las interpretaciones de los especialistas:

  • En un plano espiritual, la Rueda de la Fortuna nos marca la actuación de la ley universal, del Karma y de la presencia del ciclo de las existencias.
  • En un plano anímico, indica el movimiento permanente del equilibrio y la contradicción como fuerzas siempre cambiantes y dinámicas, como así también la constante interrelación entre el placer y el dolor.
  • En un plano material, nos muestra el ciclo de la vida y la muerte como realidad profunda del mundo en el que vivimos.

Las interpretaciones también pueden estar ligadas a distintos contextos, como por ejemplo:

  • Analizada como resultado final, la carta nos indica que todo depende finalmente del destino.
  • Como persona, indica un individuo incapaz de dominar en parte su destino y que siempre fluctúa a partir de los acontecimientos que vive, con ciclos de buena suerte y otros de mala suerte.
  • En el análisis de una situación, nos marca que nos entregaremos al destino, con muchas posibilidades para evolucionar pero con un resultado que puede ser tanto positivo como negativo.

En distintos campos

La carta indica estas características en cada uno de los siguientes campos:

  • En el amor, cambios con apasionamiento e intensidad en la pareja.
  • En la salud, mucha fuerza, energía y vitalidad. Rápida recuperación para quienes estén atravesando una enfermedad.
  • En el trabajo, es un momento perfecto para cambiar o para buscar nuevos rumbos.

¿Qué pasa si la carta aparece invertida? Estas son las interpretaciones:

  • En el amor, cambios en sentido negativo en la vida de pareja.
  • En la salud, problemas en el área intestinal o estomacal.
  • En el trabajo, noticias sobre cambios inesperados que pueden llegar a ser negativas o positivas. Todo dependerá de las cartas que rodeen a la Rueda de la Fortuna.
FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados