Magia y esoterismo del ágata

El ágata es una piedra formada por diminutos cristales de cuarzo, los cuales se disponen en bandas para terminar de darle solidez y forma.

Se trata de un mineral sólido y estable, dos características que transmite a la vida de quienes le dan una oportunidad de entrar en sus vidas.

Sin embargo, hay mucho más para conocer acerca de esta piedra cargada de magia y misticismo.

Propiedades mágicas del ágata

Equilibra el yin y el yang: este aspecto es fundamental para que las emociones no se disparen muy hacia arriba ni que tampoco nos lleven a la depresión. Cuando nuestro yin y yang están en armonía, no solo nos sentimos bien con nosotros mismos, sino que también nos convertimos en un vehículo para sanar a los demás.

Propicia la aceptación de uno mismo: si supiéramos cuántas veces nos negamos la posibilidad de ser felices por no aceptarnos, entraríamos en pánico. El ágata derriba las barreras que hemos puesto para no exponernos al mundo exterior. Una vez la magia ocurra, nos daremos el valor que tenemos. Esto llevará a que los demás también nos consideren todo lo valiosos que somos.

Saca a la luz verdades ocultas: el simple hecho de llevar un ágata contigo, hará que las verdades que yacen ocultas ya no sean un yugo a cargar. De manera casi involuntaria, nos desharemos de todo el peso que cargamos cuando tenemos que ocultar algo. Ya no habrá secretos para seguir escondiendo.

Desarrolla el sexto sentido: esta piedra ayuda a percibir las energías, tanto positivas como negativas. Gracias a esta dinámica, ya no llegarán falsos amigos a nuestra vida. En cambio, seremos capaces de detectar a aquellas personas que sí portan buenas intenciones. Habrá un cambio drástico en el círculo que nos rodea.

Propiedades esotéricas del ágata

Elimina la ira visceral: el odio que crece en nuestras entrañas es nuestro mayor enemigo. Gracias al ágata, este desaparecerá y podremos reencontrarnos con ese estado neutral que es imprescindible para lograr la paz espiritual.

Conecta con la consciencia colectiva: no solo somos nosotros, sino que estamos interconectados la consciencia universal. El ágata nos hará sentir esa conexión de forma fuerte y contundente. Sin darnos cuenta, nos volcaremos al bienestar del mundo en su totalidad, y no solo del propio. Esto nos lleva a erradicar el egoísmo de nuestro espíritu.

Nos reconcilia con nuestros recuerdos: la memoria es engañosa, pero no lo es al azar, sino que elimina y modifica aquello que nos daña. Para que esto no vuelva a pasar, el ágata tiene las mejores propiedades curativas para nuestro pasado. Nos aceptaremos como somos y como fuimos, y nos perdonaremos para seguir adelante. Tener un ágata es como recibir un baño de descarga de las energías negativas que nos persiguen.

HORÓSCOPO DE HOY

21/01 - 19/02
21/03 - 20/04
23/06 - 23/07
22/12 - 20/01
24/10 - 22/11
22/05 - 22/06
24/07 - 23/08
24/09 - 23/10
20/02 - 20/03
23/11 - 21/12
21/04 - 21/05
24/08 - 23/09
FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Artículos Relacionados